Blog
25 Septiembre 2019

Cómo ser más eficiente estudiando.

Con el nuevo curso reaparece la necesidad de realizar un estudio adecuado que nos permita alcanzar el éxito académico. En Avanzo, sabemos que estudiar no siempre es tarea fácil, por eso, hemos recopilado una serie de pautas que nos ayudarán a ser más productivos a la hora de estudiar.

Lo primero que debemos tener en cuenta, es la importancia de mantener niveles óptimos de motivación, como sabemos que eso no siempre es fácil, os proponemos buscar la motivación a través del establecimiento de pequeños objetivos (“hoy me aprenderé los dos primeros apartados del tema”), buscando las aplicaciones prácticas de aquello que se estudia (“estudiar biología me permitirá distinguir plantas venenosas cuando haga  rutas por la montaña”) o pensando en lo que nos permitirá adquirir dichos conocimientos (ir a la universidad).

Te aconsejamos que crees un correcto hábito de estudio y que desarrolles técnicas que faciliten el proceso, más adelante vamos a plantearte algunas. Es fundamental mantener, a lo largo de toda la sesión de estudio, una visión global del material a aprender.

¿Qué hacer antes de estudiar?

Una vez hemos encontrado la motivación necesaria para estudiar, te proponemos:

  • Ordena tu zona de estudio y despéjala de distractores. Es esencial estudiar en un entorno agradable y cómodo, bien iluminado y libre de todo aquello que llame nuestra atención (especialmente, el móvil).
  • Prepara todo lo que necesites antes de empezar (libros, apuntes, calculadora, etc.).
  • Cultiva una buena actitud. Estar relajado, en una postura cómoda y con una predisposición a aprender facilita la adquisición de conocimientos.
  • Establece una rutina, estudia todos los días en el mismo sitio y a la misma hora. Crear una rutina diaria hace que nos cueste menos trabajo hacerlo, incluso en aquellos días en que nuestra motivación este más mermada.
  • Planifica. No sólo planifiques el estudio, sino que lo ideal es crear un horario donde se incluya el tiempo para ir a clase, para estudiar e incluso el tiempo de ocio. Esto mejorara las conciencia que tenemos sobre el uso del tiempo y será más fácil realizar ajustes en base  a las exigencias diarias.
  • Realiza una primera lectura que te permita familiarizarte con la materia y activar tu cerebro, no pretendas memorizar a la primera. Si esta lectura es en voz alta el procesamiento de la información será mayor, puesto que tenemos dos canales de entrada de la misma (vista y oído).

¿Qué hacer durante la sesión de estudio?

  • Planifica las sesiones. Empieza por una asignatura de dificultad media, pasa a la que más complicada te resulte y acaba con la más fácil. De este modo irás “activando” el cerebro paulatinamente y conseguirás una mayor tasa de concentración, lo que se traduce en mayor éxito académico. 
  • Elabora tu propio material, te recomendamos que sobre todo te centres en hacer esquemas, esta técnica nos permite ordenar las ideas de una forma muy visual y tener una visión conjunta de todo el tema. Además escribir mientras estudiamos, en contra de la creencia de que nos hace perder tiempo, nos ayuda a procesar la información y nos facilita su almacenamiento. Del mismo modo también te puede ayudar hacer resúmenes, mapas conceptuales, etc.
  • Usa reglas mnemotécnicas. Os dejamos el enlace al post en que explicamos algunas de estas reglas: https://avanzosesma.com/blog/guia-practica-para-mejorar-el-estudio-0
  • Anota todas las dudas que te surjan para poder resolverlas más tarde.
  • Si te atascas, no te detengas, pasa a otra cosa. Este consejo también puede ser aplicado a la hora de realizar un examen.
  • Respeta los periodos de descanso. Descansar es tan importante como estar concentrado mientras estudiamos. Calcula unos 10 minutos de descanso por cada hora, el descanso es obligatorio, debemos salir de la sala donde estamos estudiando.
  • Hazte preguntas. Mientras estudiamos debemos ser dinámicos ya que eso facilitara el procesamiento y almacenamiento de la información.
  • Repasa. Antes de empezar a estudiar contenido nuevo, repasa lo aprendido durante la última sesión de estudio. Te ayudara a fijarlo en la memoria y activar tu cerebro.
  • Repasa con un compañero. Te aconsejamos que repases los contenidos (una vez aprendidos) con un compañero, puesto que somos seres sociales, nuestro cerebro se activa más en presencia de otro cerebro. Además podrás resolver dudas que te hayan surgido.

 

¿Qué hacer después de estudiar?

  • Prémiate tras una sesión de estudio productiva, eso mejorará tu motivación. Pasa tiempo con tus amigos, practica algún deporte que te guste, disfruta de tu música favorita o un buen libro, ve al cine o prepara una receta.
  • Desconecta.  No debes saturarte.

 

Además, nos parece importante hablar de otro elemento que juega un papel fundamental tanto a la hora de estudiar como a la hora de realizar un examen: el estrés, definido como el mecanismo que se pone en marcha ante situaciones que demandan muchos recursos. La ley de Yerkes- Dodson, también conocida como el Modelo de la U invertida afirma que el rendimiento máximo se logra ante un nivel moderado de presión. Sin embargo, altos o bajos niveles de excitación afectan negativamente al rendimiento. Por ello, es importante manejar la presión para evitar puntos extremos (exceso y defecto), tratando de colocarnos en un nivel moderado que nos permita estar activos y ser productivos.

 

Os proponemos llevar al día lo dado en clase y evitar los “atracones de estudio” los días previos al examen.

 

 

“El éxito es la suma de pequeños esfuerzos repetidos día tras día”

 

Bibliografía:

Fuente de la información: https://psicocode.com , https://www.psicoactiva.com/ , https://es.wikihow.com

Fuente de las imágenes: http://www.bemocion.mscbs.gob.es  , https://pixnio.com , https://pixabay.com , https://www.pexels.com