Blog
28 Septiembre 2020

La voz y ser profesor en la nueva normalidad.

Sabemos que, con la vuelta a las clases, los profes estáis empezando a notar cómo se resiente vuestra voz ya que el uso prolongado de las mascarillas hace que en ocasiones alzar la voz sea la única manera de haceros oír ante vuestros alumnos. En Avanzo nos preocupa el impacto a medio y largo plazo que esto pueda ocasionar en vuestra salud vocal: inflamación de cuerdas vocales, afonía crónica, dolor en la zona de la garganta, sensación de cuerpo extraño, ... Por ello, desde el área de Logopedia hemos preparado este blog donde os dejamos algunos consejos para cuidar vuestro medio de trabajo, la VOZ. Además, os recomendamos que ante cualquier señal de alarma acudáis a un profesional.

RECOMENDACIONES GENERALES

 

  • Evitar comer abundantemente antes de las clases, reducir el alcohol, no fumar ni beber las bebidas muy frías o muy calientes (mejor a temperatura ambiente) y utilizar poco picante. Se recomienda la ingesta da alimentos ricos en vitamina A, E y C, como la fruta y hortalizas que ayudan a mantener la mucosa de las CCVV (cuerdas vocales).
  • No gritar ni intentar hablar por encima del ruido ambiental en una clase con ruido. Mejor utilizaremos una alerta visual adaptada a la edad de los alumnos, como un semáforo, una señal luminosa o el juego de la estatua para conseguir alguna recompensa a quien consiga estar en silencio durante más tiempo en clase.
  • Permanecer mucho tiempo en ambientes con polución o con mucho polvo daña las CCVV.
  • No debemos carraspear o toser para aclarar la voz. Es preferible tragar saliva o beber pequeños sorbos de agua cada 20-30 minutos para mantener una buena humedad en las CCVV.

 

DEBES PROCURAR

 

  • Mantener limpias las fosas nasales (vía aérea superior) ya que mejora la inspiración y la coordinación respiratoria. Para ello, realiza inhalaciones semanalmente con vapor.
  • Practicar un deporte aeróbico te ayudará a respirar mejor y mantener una posición adecuada cuando hablas.
  • Dejar descansar la voz durante su uso prolongado.
  • Adoptar una postura adecuada al hablar, el cuello y los hombros deben estar relajados y la cabeza erguida (barbilla y garganta a 90º).
  • Si trabajas sentado, te ayudará mantener los antebrazos en la mesa.
  • Combina entonación, volumen y ritmo mientras hablas.
  • Aprovecha las pausas de tu discurso para inspirar y llevar el abdomen hacia el diafragma antes de la siguiente frase.
  • Ajusta la respiración a tu discurso. Por lo tanto, habla pausadamente, con claridad y articulando mucho.
  • Vocaliza para conseguir una buena dicción. Ten en cuenta que el cansancio físico y mental empeoraran la calidad de la voz.

EJERCICIOS ANTES DEL HABLA PROLONGADA EN CLASE

 

  • Ejercicios de respiración: el control de la respiración es esencial para no fatigar la voz. Practica el siguiente ejercicio para ajustar la voz a la frase que vayas a pronunciar: inspira suavemente por la nariz, dirige el aire hacía la parte del abdomen y las costillas y espira sin elevar el tórax, repítelo durante 5 respiraciones.
  • Ejercicios de calentamiento: repite suavemente 3 veces, inspirando lentamente y espirando con suavidad. Primero, realizamos pequeños movimientos con el cuello de arriba abajo, soltando la mandíbula y sin llegar a bloquear la garganta. Gira a un lado y a otro, con la mirada al frente, sin elevar la barbilla. Inclina la cabeza a un hombro y a otro, tratando de tocarlos con las orejas. Baja la cabeza intentando tocar el hombro con la barbilla y después, súbela siguiendo una diagonal. Repite el ejercicio con el otro hombro. Mueve la cabeza en círculos y en ambas direcciones, soltando la mandíbula al mismo tiempo.
  • Ejercicios de hombros, brazos y tronco: sube y baja los hombros, contrae los puños y después aflójalos, relajar los brazos te ayudará a no tensionar cuello y laringe. Estando de pie, inspira mientras llevas el tronco hacía delante, incorpórate espirando e iniciando un bostezo al final del movimiento.
  • Ejercicios de mandíbula: masajea el músculo masetero que es el encargado de mover la mandíbula. Baja y sube la mandíbula inferior desde su articulación, mientras mantienes la lengua relajada notando el aire por la garganta.
  • Bosteza con diferentes intensidades, desde un bostezo muy grande, abierto y sonoro, hasta uno interno sin ni siquiera abrir los labios, notando toda la apertura interior de la boca y laringe.
  • Ejercicios de lengua: con los labios cerrados, llevamos la lengua haciendo el gesto de limpiar los dientes por fuera llegando hasta los extremos. Hazlo tres veces en cada sentido. Con la boca abierta, lleva la punta de la lengua arriba y abajo, detrás de los dientes superiores e inferiores respectivamente. Con la boca abierta, llevamos la lengua de una comisura a otra. Realiza varios chasquidos con la lengua. Saca la lengua hacía fuera y hacía dentro sin tensión.
  • Sonoriza /pr/ varias veces antes de comenzar a hablar.
  • Emisión de una /u/suave cantando alguna canción. También podéis realizarlo con otra vocal que os resulte cómoda.
  • Ejercicios de labios: haz pedorretas sonoras mediante la vibración de los labios.
  • Ejercicios de voz: repetir el sonido /m/ varias veces.

 

Y recuerda que la mejor forma de usar tú voz, es aprender a usarla correctamente. “Tu voz es tu salud”

 

En Avanzo, las logopedas os enseñamos técnicas y herramientas, partiendo de un enfoque fisiológico, para conseguir una voz eficiente y relajada con el menor esfuerzo e impacto en las cuerdas/pliegues vocales, modificando la actividad fisiológica inadecuada, consiguiendo un equilibrio de los sistemas respiratorios, resonador y vocal, mejorando así el tono, elasticidad y el balance de los músculos laríngeos, desarrollando una mucosa de las cuerdas/pliegues vocales sana.